Alto - Cavo

ARCO

Cavo

La deformidad en cavo del pie consiste en una elevación anómala de la bóveda de la planta. El pie cavo es una alteración estructural que produce un arco plantar más elevado de lo normal. Los dedos pueden quedarse agarrotados o flexionados hacia dentro, lo que disminuye el tamaño del pie.

En el 80 por ciento de los casos, el origen del pie cavo está relacionado con una enfermedad neurológica. Existe una alta posibilidad de que esta alteración se produzca por una afectación neuromuscular razón, por lo cual es de gran importancia que el paciente con pies cavos acuda a un especialista para que este determine el origen exacto de su problema. También hay ocasiones en las que la causa es idiopática, pues el aumento de la bóveda plantar se presenta sin una causa que lo justifique.

Aunque no existe una prevención eficaz contra el pie cavo, los ejercicios de estiramiento podrían contribuir a evitar su aparición. Algunos de los ejercicios más adecuados para el estiramiento de la fascia plantar son los siguientes:

  • Apoyar la punta del pie en el extremo de un escalón y bajar lentamente los talones manteniendo la tensión durante 30 segundos.
  • Rodar una lata fría con el pie y repetir el movimiento de 30 a 50 veces.
  • Colocar el pie sobre una toalla e intentar arrugarla con los dedos.

Diafoot te recomienda los siguientes productos: