Bajo - Plano

ARCO

Plano

Es la deformación en la cual el arco interno del pie ha disminuido su altura o ha desaparecido, como consecuencia el pie no se apoya en el suelo sobre sus tres puntos adecuadamente sino sobre toda la planta. Se manifiesta con molestias o pies cansados después de períodos prolongados estando de pie.

Todos los niños pequeños hasta alrededor de los cuatro a seis años tienen un pie plano que se considera normal. Si pasados estos años persiste la ausencia de arco sí estamos ante un pie plano. En los niños suele ser provocado por conexiones articulares laxas que hace que el arco del pie caiga y afecta a ambos pies.

Por lo general cuando aparece en el adulto es debido a otras causas, que afectan a las distintas estructuras del pie tales como enfermedades inflamatorias, traumatismos y fracturas. En todos los casos anteriores, según la causa, se pueden afectar uno o ambos pies.

  • Utilizar calzados que no opriman el pie y sean adecuados para cada situación.
  • Evitar el sobrepeso ya que influye de forma negativa sobre la estructura de los pies.
  • El uso de plantillas con apoyo para el arco favorece su descanso

Diafoot te recomienda los siguientes productos: