Callos

OTROS

callos

Un callo es un engrosamiento puntual de la piel que puede aparecer en cualquier parte del pie, normalmente en una zona ósea. Los callos en los pies cuentan con un punto focal que les caracterizan, presentan un núcleo duro rodeado de piel inflamada. Suelen aparecer en la parte superior y lateral de los dedos de los pies. Su textura varía de seca y suave a una masa celular dura y compacta.

  • Calzado estrecho o que no se adapte al pie.
  • Prominencias óseas.
  • Posición incorrecta de los huesos del pie
  • Mecánica del pie incorrecta.
  • Permanecer de pie sobre superficies duras durante periodos prolongados de tiempo.
  • Para evitar la formación de callos es imprescindible usar zapatos cómodos, en materiales preferiblemente orgánicos como el cuero. El zapato no debe molestar en ninguna parte del pie, de lo contrario con el roce del día a día es probable que se comiencen a formar callosidades que luego resultarán difíciles de eliminar.
  • Evita los zapatos de puntas muy finas que no permiten que tus dedos estén cómodos. Este tipo de calzado favorece la producción de callos.
  • Usar una crema hidratante de pies antes de acostarse.

Diafoot te recomienda los siguientes productos: